Aprender a tocar un instrumento musical trae numerosos beneficios a niños y adultos. Las condiciones del proceso de aprendizaje cambian, pero eso no quiere decir que un adulto no pueda convertirse en un buen músico. Todo depende de su dedicación, compromiso y constancia.

Tocar un instrumento es, a cualquier edad, una oportunidad para realizar una actividad distinta al estudio, al trabajo y a otras acciones extra-curriculares como leer, escribir, pintar o dibujar. Lleva a la persona a ejercitar su capacidad motriz, así como su oído, su pensamiento, creatividad y habilidades artísticas. Aprender a tocar un instrumento implica que te escuches y te conectes contigo mismo.

Estos son cuatro beneficios clave de aprender a tocar un instrumento y, si siempre has soñado con tocar guitarra, piano, batería o cantar, solo hazlo !!!!. Ya sabes que nunca es tarde. Si has percibido aptitudes musicales en ti, tus hijos, solo debes desarrollarlas.

Blog

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *